Telemedicina-Infraestrutura-ODATA

Salud: Entender por qué los data center son importantes para la evolución del sector

Lectura de 9 minutos
21/07/22

El área de salud ha estado experimentando un proceso evolutivo acelerado, especialmente después de que sus capacidades hayan sido puestas a prueba por una infección de salud a escala mundial. Y, innegablemente, esta dinámica no habría logrado buenos resultados sin la digitalización del sector, de ahí la importancia de los Data Center.

Para seguir cosechando los beneficios de las tecnologías digitales modernas, esta industria necesitará constantemente soluciones ágiles, que se ejecutarán en infraestructuras de data centers cada vez más robustas, estables y escalables.

Solo de esta manera será posible garantizar que todo esté de acuerdo con las necesidades de un servicio rápido y humanizado, así como con las regulaciones y las mejores prácticas de privacidad y seguridad, que cambian constantemente.

¿Quieres saber más sobre la importancia de los data center para los avances en el sector de la salud?

La digitalización de la salud

Las empresas que operan en el área de la salud se enfrentan a interrupciones continuas en sus modelos operativos. Esto se debe a la velocidad con la que surgen las innovaciones médicas, la adopción tecnológica acelerada, la creciente presión de los competidores no convencionales o los efectos de la crisis post-sanitaria.

En este escenario, la digitalización del sector se ha vuelto fundamental, no solo para proporcionar a los pacientes nuevos métodos para restaurar sus condiciones físicas y mentales, sino también para la continuidad del negocio. Esta condición incluye la búsqueda de soluciones capaces de:

  • Ahorrar tiempo
  • Aumentar la precisión
  • Aumentar la rentabilidad para gestionar las enfermedades
  • Mitigar los riesgos para la salud
  • Promover el bienestar

Por lo tanto, la salud digital, un concepto amplio y multidisciplinario que incluye una intersección entre la tecnología y la salud, aplica la transformación digital en el área mediante la incorporación de software, hardware y otras aplicaciones específicas en la prestación de sus servicios.

Aquí, el amplio alcance de la salud digital incluye categorías como la salud móvil (mHealth), la tecnología de la información sanitaria (TI), los dispositivos portátiles, la telesalud, la telemedicina y la medicina personalizada. A su vez, desde aplicaciones médicas móviles y software, apoyan las decisiones clínicas tomadas por los profesionales de la salud. Y así, han estado impulsando una revolución en la zona.

Como ejemplos, podemos mencionar las teleconsultas, muy extendidas aquí en el período de aislamiento social, como una forma de facilitar el acceso de los pacientes al médico, aliviar los hospitales y evitar las aglomeraciones. Además, acceso virtual a imágenes y pruebas de laboratorio, así como a cirugías realizadas de forma remota, a través de videoconferencias, entre muchas otras posibilidades.

Según una encuesta publicada por Vantage Market Research, las características mejoradas de la tecnología de salud digital prometen generar mayores ingresos en los próximos años. Según sus analistas, el tamaño del mercado de la salud digital fue de alrededor de 145 570 millones de dólares en 2021. Y se espera que alcance los 430 520 millones de dólares para 2028, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 16,9 % en el período.

Salud móvil

El mercado de la salud digital está ganando un enorme potencial con la creciente adopción de teléfonos inteligentes en laboratorios, clínicas y hospitales. Además, se espera que la introducción de tecnología avanzada, como la Inteligencia Artificial, desempeñe un papel crucial en la mejora de los servicios de salud digital.

Según la Organización Mundial de la Salud, las herramientas digitales están permitiendo una visión más holística del paciente a través del acceso a los datos, dando al individuo un mayor control sobre sus propias condiciones.

La salud digital ha estado ofreciendo oportunidades reales para mejorar los resultados médicos y aumentar la eficiencia de los tratamientos. Estos son algunos de los factores que se pueden adaptar mediante el uso de dispositivos móviles que, a su vez, están impulsando la transformación digital del mercado global.

Suscribase-newsletter_ODATA

La importancia de los Data Center en el manejo de datos para el sector de la salud

Esta es una de las verticales más desafiantes cuando se trata de análisis y gestión de datos. Esto se debe a que el flujo masivo de información compleja en la industria de la salud a menudo hace que sus procesos sean intimidatorios para los proveedores que no tienen la experiencia y las herramientas adecuadas para la gestión y el análisis de datos.

Esto también da lugar a fallos por parte de estas empresas al tratar de extraer información significativa de los datos médicos. De lo contrario, cuando se realiza correctamente, el análisis se puede utilizar para mejorar la calidad de la atención ofrecida a los pacientes, así como para aumentar la eficiencia general de la organización.

Aquí es donde entran en juego las aplicaciones basadas en tecnologías digitales, como el Internet de las cosas (IoT) y el Big Data.

Los datos de salud pueden parecer solo una mezcla de números y palabras hasta que se convierten en información significativa. Por lo tanto, tienen el potencial de influir en el sector de la salud para siempre, transformando no solo el lado clínico y operativo de la práctica, sino también los aspectos administrativos y financieros del sector.


LEE MAS: Colocation Data Center: Entienda por qué se recomienda este modelo en IoT y Big Data


¿Qué son los datos de salud?

En general, los datos de salud son información relacionada con las condiciones de salud, los resultados reproductivos, las causas de muerte y la calidad de vida. Entre sus tipos más comunes, podemos mencionar:

  • Datos de ensayos clínicos: exponer a los pacientes a intervenciones relacionadas con la salud para evaluar su impacto en los resultados de salud. Pueden cubrir los resultados de los estudios clínicos, con apoyo público y privado, incluidos los ensayos de dispositivos médicos, el desarrollo de medicamentos y otras categorías;
  • Datos de reclamaciones: códigos de facturación enviados por los proveedores de servicios de salud a las aseguradoras, que corresponden a diagnósticos y tratamientos específicos;
  • Encuestas de salud: datos recopilados por las organizaciones de salud pública para evaluar los riesgos para la salud pública a nivel de la población e informar el desarrollo de políticas y prácticas de salud pública;
  • Sistema de archivo y comunicación de imágenes (PACS): sistema para capturar, almacenar y acceder a datos de imágenes médicas. Son generados por un dispositivo de imágenes médicas y almacenados en el almacén de datos de salud, donde pueden acceder a ellos médicos, investigadores de salud u otras personas autorizadas.
  • Registros médicos electrónicos (EHR): versiones digitales de los registros médicos de los pacientes, EHR contiene información sobre el estado de salud y la historia clínica del paciente, resultados de pruebas y laboratorio y otros datos
  • Registros de pacientes/enfermedades: bases de datos secundarias y resultados clínicos para un grupo de pacientes que comparten un diagnóstico o afección específicos

¿A dónde van los datos de salud?

La implementación de las tecnologías necesarias para la captura, el análisis y la custodia de los datos de salud es una de las principales tendencias para los próximos meses. Sin embargo, las infraestructuras de los data centers, que permiten el funcionamiento de dichas aplicaciones, apoyando su escala, siguen siendo descuidadas.

El uso de estas tecnologías representa un cambio importante en los requisitos del data center. Y hoy en día, con mayor urgencia, las organizaciones sanitarias necesitan evaluar la capacidad de sus infraestructuras de red, con respecto a la provisión de disponibilidad.

Esto se debe a que, muy a menudo, se adquiere la tecnología y se planifica la implementación antes de que se entienda si el data center es capaz de proporcionar la estructura necesaria (energía, refrigeración, espacio físico, etc.).

Pero después de todo, ¿cuál es la importancia de los data center?

Un data center es una instalación tecnológica dedicada a la centralización de las operaciones y el equipo de TI necesarios para el funcionamiento de una organización en particular. Por lo tanto, su función fundamental es almacenar, procesar y difundir datos y aplicaciones que son compartidos a diario por los usuarios.

A su vez, debido a que albergan activos críticos, los data centers se consideran estructuras vitales para la continuidad de las operaciones diarias de esta organización.

Incluso en el apogeo de la Covid-19, fueron declarados como servicios esenciales, en una Nota Pública de Seguridad Conducta publicada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTIC). Por lo tanto, la agencia determinó que su funcionamiento debería salvaguardarse incluso frente a la adopción de medidas excepcionales para combatir la pandemia.

El data center ha experimentado cambios significativos en la última década, cuando las estructuras «operadas por el propietario» comenzaron a dar paso a un modelo híbrido. De esta manera, las empresas han podido combinar sus propios (o ninguno) data centers con estructuras remotas, gestionadas por proveedores expertos como Colocation y Cloud (nube privada y nube pública).

Conclusión

Hoy en día, cada organización de salud está eligiendo aplicaciones digitales basadas en los servicios que prestan, pensando en formas de equilibrar los requisitos reglamentarios con la disponibilidad presupuestaria.

Sin embargo, está claro que los medios en los que se alojan dichas tecnologías ya parecen estar cerca de su límite de capacidad. Por esta razón, sus posibles implicaciones en el Data center deben evaluarse de antemano, junto con el estudio de viabilidad de adoptar estas tecnologías.

Con una planificación cuidadosa y pragmática, los laboratorios, clínicas y hospitales pueden prolongar la vida útil del data center, especialmente cuando se considera la composición de una arquitectura híbrida.

El aumento de los dispositivos conectados en el campo médico está aumentando proporcionalmente las cargas de trabajo en los data centers. Debido a este flujo, se están trasladando a estructuras gestionadas por proveedores especializados, como Colocation, la nube y el perímetro, para una mayor flexibilidad, un mejor rendimiento y un mayor ahorro de costes.

Esta complejidad reduce los costos a través de economías de escala, ofrece escalabilidad y crecimiento sin redundancia excesiva, así como aumenta la resiliencia de la infraestructura y transfiere habilidades no esenciales a socios especializados como ODATA.

¿Necesita ayuda para gestionar la complejidad de la infraestructura de su data center de forma correcta y segura?

Pongase-en-contacto-con-ODATA

E-BOOKS exclusivos

para que usted sepa más sobre el mundo de colocation

Mejore los índices de sustentabilidad de su empresa

Descargar

Artículos Relacionados

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

ODATA utiliza cookies para mejorar su experiencia, de acuerdo con nuestra Política de privacidad y al continuar navegando, acepta estas condiciones.